Recetas de cócteles, licores y bares locales

Los 50 mejores perros calientes de Estados Unidos (presentación de diapositivas)

Los 50 mejores perros calientes de Estados Unidos (presentación de diapositivas)


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Estos son los mejores filetes de tubo del país.

50) Gray's Papaya, Nueva York: estilo neoyorquino

El clásico hot dog neoyorquino viene en muchas formas, pero casi siempre lo hace una empresa: Sabrett. Papaya de Gray ahora se encuentra solo en una ubicación de Nueva York, en el Upper West Side, y este colorido proveedor de personajes de la vieja escuela de Nueva York asa a sus perros Sabrett de tripa natural en una parte superior plana, los acomoda dentro de un panecillo ligeramente tostado y los remata con mostaza, chucrut o las clásicas "cebollas en salsa", también de Sabrett. Apóyese en la repisa, tome un par con un poco de bebida de papaya y siga su camino alegre, lleno, contento y con solo unos pocos dólares.

49) Moe's Hot Dog House, Filadelfia: Moe's Dog

En esta joya del sur de Filadelfia, los perritos calientes están "¡hechos justo!", Según el lema del amplio y creativo menú. En Moe's, los hot dogs son variaciones de carne producidas por Levis (establecido localmente en 1895), y se unen al menú con algunos sándwiches de desayuno excepcionales, rosbif tallado a mano y comida clásica de Filadelfia que incluye filetes de queso, scrapple y rollos de cerdo. Freírán a tu perro si lo pides (a tres grados de cocción), y su perro de maíz es increíble, pero la calidad del perro es tan alta que deberías ir con el perro a la plancha estándar. Los mejores amigos de un hot dog kosher son el chucrut y la mostaza picante, y la gente detrás de Moe's lo sabe: han hecho de ese estilo su oferta insignia, llamada Moe's Dog. Guarde el cubierto con macarrones con queso para su segunda visita.

48) Bob's Drive Inn, Le Mars, Iowa: Perro Bob

Bob’s Drive Inn sirve salchichas de tripa natural Wimmer's de fabricación local, y se disfruta mejor cuando se cubre con la exclusiva "carne suelta" del restaurante. Esta salsa de carne gruesa se vierte encima junto con encurtidos y queso y se amontona en un bollo recién horneado de la panadería local Casey. Las ofrendas se llaman Bob Dogs, y cada extremo del franco se asemeja cómicamente a un pulgar humano. Bob's Drive Inn existe desde 1949 como un negocio operado y de propiedad familiar, y es una parada obligada para cualquier amante de los perritos calientes que se encuentre en Iowa.

47) Buen perro, Houston: Viejo perro Zapata

El camión Good Dog pasa por Houston todos los días excepto los lunes, y el énfasis aquí está en la calidad, la calidad y la calidad. Los hot dogs con tripa natural se preparan localmente con una receta patentada y todos los aderezos se preparan en el camión. The Slow Dough Bread Co.hace bollos ligeramente untados con mantequilla, y hay una gran cantidad de opciones de cobertura súper creativas, que incluyen el Guac-A-Dog (aguacate, jalapeño fresco, tomates, cebolla picada, alioli de ajo asado, cilantro, comino, y lima) o Sunshine Dog (cebollas rojas en escabeche, condimento de eneldo fresco, queso crema y mayonesa). La pièce de résistance, sin embargo, es el Ol ’Zapata Dog, una mezcla maravillosamente satisfactoria de tocino, queso Muenster, cebollas caramelizadas, tomates, condimento jalapeño, ketchup casero y mayonesa. Es cursi, tocino, dulce, picante y perfectamente compuesto.

46) Frank, Austin, Texas: Carolina Pork It

Yelp / Emily K

Este restaurante centrado en las salchichas es una joya de Austin, que sirve salchichas hechas en casa o por un fabricante de salchichas local, con coberturas brillantemente creativas. Si bien también sirven perros regionales, como los perros de Chicago y los perros de Sonora, que son súper fieles a sus antepasados, son las creaciones personalizadas donde realmente brillan. Tome el Carolina Pork It, por ejemplo: un hot dog 100% de carne de Viena, relleno de queso y envuelto en tocino, frito y cubierto con ensalada de col de rábano picante a la parrilla y queso de pimiento casero. Es una perfección cursi, ahumada y crujiente, y puedes envolverla en un panqueque de maíz en lugar de un panecillo si lo prefieres.

45) Yesterdog, Grand Rapids, Michigan: Yesterdog

Hay un sistema de pedidos bastante estricto en el Yesterdog, que solo ofrece efectivo, que ha estado sirviendo los mejores perros calientes de Grand Rapids desde que Bill Lewis lo abrió en 1976: comienza en el extremo izquierdo del mostrador, donde alguien toma su pedido de perros calientes. Luego, moviéndose hacia la derecha, usted hace su pedido de bebidas, luego su pedido de papas fritas. Luego usted paga, recibe su pedido completo y encuentra un lugar para sentarse. Puede ser un poco complicado, pero serás ampliamente recompensado con un perro que desearías no terminar nunca. Opte por el Yesterdog, que está cubierto con chile, cebolla, mostaza, ketchup y pepinillos en cubitos, y deseará otro tan pronto como haya terminado. Por solo $ 2.20, puedes elegirlo.

44) Memphis Taproom Beer Garden, Filadelfia: The Polser

La taberna al aire libre en Philly's Memphis Taproom es uno de los lugares más atractivos de la ciudad para beber al aire libre, pero también es un destino de clase mundial para los amantes de los hot dogs. Los perros aquí están hechos en un camión en el lugar y comienzan con enlaces largos y delgados de Best Provisions, el favorito de culto de Nueva Jersey. Las opciones de cobertura aquí son increíblemente creativas. Está el Mackinac, que remata un perro de queso con chile con ensalada de macarrones; el Blue Hawaii, un perro envuelto en tocino con plátano frito, Dijon y mantequilla de maní en polvo; y el Popper, cubierto con untable de queso cheddar jalapeño, jalapeños fritos y mostaza jalapeño. También hay perros de brunch, como el que está envuelto en tocino y cubierto con queso americano y huevos revueltos. Pero si tiene que elegir solo uno, elija el Polser. Es su versión de un hot dog al estilo de Dinamarca, y está envuelto en tocino y cubierto con remoulade, Dijon, encurtidos y chalotas fritas crujientes. Las coberturas no dominan, los encurtidos y las chalotas añaden textura y crujiente, y en pocas palabras, es un perro brillante.

43) Walter's, Mamaroneck, Nueva York: con mostaza casera

Al costado de una calle sin pretensiones en la pequeña y sin pretensiones de la ciudad de Mamaroneck, en Nueva York, se encuentra un extraño puesto de perritos calientes con forma de pagoda. Este es el de Walter, y los perritos calientes aquí no han cambiado desde que Walter Warrington abrió su primer puesto cerca en 1919. La pagoda con techo de cobre fue construida en 1928 y actualmente se encuentra en el inventario de lugares históricos del condado. Pero son los perros calientes los que realmente han convertido a Walter en algo tan legendario. Warrington ideó la receta para estos perros él mismo, y hasta el día de hoy todavía están divididos por la mitad, bañados en una salsa secreta mientras se asan, colocados en un pan tostado esponjoso y cubiertos con mostaza casera. No hay nada como el de Walter.

42) James Coney Island, Houston, Texas

En 1923, un par de hermanos inmigrantes griegos, Tom y James Papadakis, abrieron un puesto de perritos calientes en el vestíbulo de un edificio de oficinas en el centro de Houston, sirviendo sándwiches (incluso un combo de hígado de ganso y Roquefort) y los perritos calientes de carne. conocidos como coneys (que, dicho sea de paso, no llevaban el nombre de Coney Island, pero esa es otra historia). Hoy en día, hay 21 islas James Coney en Houston y sus alrededores, que sirven hamburguesas, sándwiches, tamales y más, pero los perros siguen siendo lo mejor. En muchos lugares para perros calientes, puedes darle a tu cachorro chile o mostaza, pero el perro de Texas definitivo de James te ofrece ambos, junto con queso cheddar rallado y cebollas picadas. Es un bocado grande del tamaño de Texas.

41) Gus's, Birmingham, Alabama: perro griego

Gus's, en Birmingham, Alabama, es el hogar del perro griego, "el único lugar de perritos calientes griegos de la vieja escuela que sobrevive en el centro de Birmingham", según Serious Eats. Para hacer su perro griego, las salchichas rosadas Zeigler asadas a la parrilla se cubren con carne molida sazonada, chucrut, algunas cebollas picadas y una salsa especial que fue formulada por el propio Gus Alexander cuando abrió el puesto alrededor de 1940, y es un cruce entre salsa barbacoa y cebollas guisadas al estilo neoyorquino. La atmósfera tiene un aire modesto; es pequeño y pintoresco, con un televisor en la esquina, lo que deja en claro que, aquí, todo se trata de los perros.

40) Happy Dog, Cleveland: El camión de auxilio de casas móviles

En 2008, cinco amigos compraron un bar en una esquina de la década de 1940, construyeron un escenario para música en vivo, contrataron al chef Eric Williams para diseñar un menú de perritos calientes deliciosos y nació Happy Dog. Se alienta a los huéspedes a que tomen sus opciones de una lista de alrededor de 50 ingredientes que van desde queso feta griego y espaguetis-o hasta ensalada de col caribeña y Froot Loops, pero si está abrumado, hay muchos "Signature Weiners", incluida la casa móvil. Wrecker: un perro de ternera cubierto con frijoles de cerdo Bourbon, queso cheddar, cebollas caramelizadas, papas fritas calientes de Andy Capp y salsa barbacoa estilo Alabama. No sabrás qué te golpeó.

39) Rawley's Drive-In, Fairfield, Connecticut: The Works

En el negocio desde 1947, a lo largo de los años, Rawley's se ha convertido en una leyenda local. Detrás del pequeño mostrador donde legiones de fanáticos devotos hacen su pedido a diario, los regordetes Red Hots de Blue Ribbon van a la freidora y luego terminan en la plancha junto a tostar bollos, donde desarrollan una piel crujiente y bruñida. Puede elegir los condimentos, pero los clientes habituales recomendarían "lo que funciona": mostaza, condimento, chucrut y trozos de tocino crujiente.

38) Puesto de perritos calientes de Simone, Lewiston, Maine: Red Snapper

Cuadrangular / Mike A

Este es un perro de cerdo de color rojo oscuro vivo, en el lado pequeño, al vapor, servido en un panecillo calentado (los perros a la parrilla están disponibles a pedido). El queso, el chucrut y el chile están disponibles aquí, pero los condimentos tradicionales son el condimento, la cebolla y la salsa de tomate. Un toque inusual: se ofrece una coctelera de sal de apio junto con la sal y la pimienta. Simone's ha estado vendiendo perros y otras comidas simples desde 1908, y a juzgar por las fotos en la pared, todos los políticos de Nueva Inglaterra o de Nueva Inglaterra han estado aquí en un momento u otro.

37) Coney I-Lander, Tulsa, Oklahoma: Coney

Esta querida minicadena de Tulsa comenzó en 1926, cuando el inmigrante griego Christ Economou abrió un pequeño puesto en West Fourth Street entre las avenidas South Boulder y South Cheyenne. Rápidamente superó su espacio y se trasladó a Main Street, y ahora hay ubicaciones en toda la ciudad. Los perritos calientes pequeños se cocinan en una plancha a fuego lento, y los clientes habituales lo toman al estilo Coney: unta un poco de mostaza en un pan al vapor, agrega el perro y cúbrelo con una salsa picante de chile de carne de res espesa con canela. un poco de queso americano rallado, cebollas picadas y una pizca de pimentón. Come y sonríe.

36) Famous Lunch, Troy, NY: Hot Dog con salsa Zippy

Famous Lunch ha estado en el negocio en Troy desde 1932, y todavía venden sus legendarios perritos calientes Helmbold, de diez centímetros de largo y llenos de sabor picante a ajo, cocinados en una plancha que es casi tan antigua como el restaurante. Tome asiento en el mostrador y pida algunos perros (no le costarán mucho, solo 60 centavos cada uno o cuatro por $ 3), y asegúrese de cubrirlos con mostaza, cebollas y su clásica salsa Zippy, rellena con grandes trozos de ternera y rebosante de comino y pimentón.

35) Cupido, Van Nuys, California: "Todo"

Cupid's, en el negocio desde 1946, afirma servir los mejores perros con chile en Los Ángeles, y sería difícil discutir eso. Las cuatro ubicaciones todavía pertenecen y son operadas por la familia fundadora Walsh, y el menú sigue siendo súper simple: perros calientes, papas fritas y una bebida. El fundador, Richard Walsh, se volvió loco cuando su hijo agregó salsa de tomate y salsa al menú a principios de la década de 1980. ¿La razón? Estaba jugando con la perfección, que es exactamente lo que es su salsa de chile. La mezcla espesa es rica y abundante, rebosante de sabor a ajo, chile en polvo, hinojo y vinagre de sidra de manzana. Es delicioso por sí solo, pero aún mejor cuando se sirve con un cucharón sobre un perro cubierto con mostaza y cebollas. Se llama "todo" a pesar de que son solo tres ingredientes, una señal no solo del menú limitado, sino también del hecho de que es todo lo que necesita para un perro de clase mundial.

34) Shorty's, Seattle: Shorty Dog

Shorty's realmente lo tiene todo: un bar, una sala de juegos de pinball completa, un ambiente de circo extraño y perritos calientes increíblemente deliciosos. Comienzan de manera bastante simple, con salchichas de Vienna Beef (las salchichas especiales incluyen una salchicha al estilo alemán y un delicioso perro vegetariano), y vienen al estilo de Chicago, con chile y queso, e incluso con tomates, queso crema y pimientos. Pero te resultará difícil encontrar algo para beber de tu cerveza que sea mejor que su clásico Shorty Dog, simplemente cubierto con cebolla, condimento y chucrut. ¿Uno de estos, un par de cervezas y algo de pinball? Eso es lo que llamamos un buen momento.

33) Martinsville Speedway, Ridgeway, Va .: Chili Dog

Si pensaba que un hot dog servido en un hipódromo no tenía ninguna posibilidad de formar parte de esta lista, piénselo de nuevo. Comer un chili dog en Martinsville Speedway es un rito de iniciación tanto para los pilotos de carreras como para los fanáticos, y este icónico hot dog también resulta muy sabroso. Durante un fin de semana, se venden más de 50,000 de los perros calientes, y por solo dos dólares cada uno, son una ganga. Estos perros se sirven desde hace más de 60 años, de la misma manera: un bollo suave, ensalada de col, queso, cebollas picadas a mano y un chile de receta secreta, envuelto en papel encerado. Dale Earnhardt Jr. ha afirmado que come tres o cuatro al día los fines de semana de carreras.

32) Dat Dog, Nueva Orleans: Salchicha picante

Este local de perritos calientes solo en efectivo (con tres ubicaciones de Nueva Orleans) se está convirtiendo rápidamente en una institución de Crescent City, gracias al compromiso del propietario Skip Murray de servir perritos calientes y salchichas de la más alta calidad posible, así como un sentido del humor increíble. El menú destacado incluye una combinación brillante de salchicha de pato con mermelada de moras, así como salchicha de cangrejo, salchicha de cocodrilo y salchicha, pero asegúrese de dejar espacio para probar su salchicha caliente, preparada a medida por un carnicero local y metida en un panecillo al vapor. luego tostado, para que quede suave y crujiente. El cielo es el límite cuando se trata de aderezos, pero no puedes equivocarte con su adictiva salsa Andouille a base de caldo de res.

31) American Coney Island, Detroit: Coney

En Detroit, existe una rivalidad épica que se remonta a décadas entre dos puestos vecinos de perritos calientes, American Coney Island y Lafayette Coney Island, y ambos pertenecen a nuestra lista y sirven perritos calientes legendarios. De propiedad y operación familiar desde 1917, el reclamo de la fama de American es el clásico perro estilo Coney. Un hot dog con tripa natural hecho a medida se coloca en un panecillo caliente al vapor, luego se cubre con una salsa de chile con especias griegas desarrollada por el fundador Gust Keros, y se cubre con un montón de cebollas picadas y un chorrito de mostaza. Ningún viaje a Detroit está completo sin un perro Coney.

30) Almuerzo de Coney Island, Scranton, Pa .: Salchicha de Texas

Llamándose a sí mismo "el restaurante más antiguo del centro", Coney Island Lunch fue fundado (en otro lugar) en 1923. El nombre del lugar podría sugerir un perro al estilo de Coney Island, pero la especialidad aquí es el salchicha de Texas. Esa es una variedad de perro supuestamente inventada por el dueño de un restaurante griego en Altoona, Pensilvania, en 1918, y hoy se considera un auténtico estilo regional de hot dog en el triángulo Altoona-Scranton-Filadelfia. ¿Qué lo hace "Texas"? Un poco de chile. En Coney Island Lunch, la carne es una salchicha de ternera Berks de Reading, al sur de Scranton, a la parrilla y servida en un bollo al vapor hecho por la propia panadería nacional de Scranton. La mostaza de Düsseldorf y las cebollas cortadas en cubitos en una picadora Hobart de 1928 completan el paquete.

29) Clare & Carl's, Plattsburgh, N.Y .: Perrito caliente de Michigan

Hay una pequeña choza en la Ruta 9 Sur en Plattsburgh, Nueva York, con un gran letrero que anuncia Texas Red Hots. Cuando pongas un pie dentro del pequeño edificio, que fue construido por los fundadores Clare y Carl Warne en la década de 1940, querrás pedir un "michigan", un perrito caliente al vapor, hecho solo para el puesto, en un especial -panecillo hecho, cubierto con una salsa de carne secreta (también conocida como salsa Michigan) y cebollas picadas. El origen del nombre es legendario, y muchos secretos se encuentran dentro de estas paredes, a saber, los ingredientes de la salsa y los proveedores de los perros y bollos. Pero realmente no necesitas saber nada de eso. Todo lo que necesita saber es que este es un buen perro caliente, el mejor ejemplo que existe del estilo que es único en la región (y que no tiene nada que ver con Texas o Michigan).

28) Shake Shack, múltiples ubicaciones: Shack-cago Dog

Nueva York puede ser el hogar de Nathan's y Gray's Papaya, pero cualquiera que haya buscado los mejores hot dogs del país sabe la desafortunada verdad: la ciudad de Nueva York, a pesar de todos sus carritos de hot dogs en la acera, es no un perro caliente ciudad. Simplemente no son tan buenos. Así que uno de los mejores perros calientes de Gotham es el perro Shack-cago estilo Chicago de Shake Shack. "¿Un perrito caliente de una hamburguesería?" En realidad, como señala el propio sitio de Shake Shack, el floreciente imperio de las hamburguesas "comenzó como un humilde carrito de perritos calientes". Este perro es "dividido y arrastrado por el jardín con condimento Rick's Picks Shack, cebolla, pepino, pepinillo, tomate, pimientos deportivos, sal de apio y mostaza". El moño es incluso suave, como en Chicago. Toma eso, Nueva York.

27) Restaurante del Senado, Cincinnati: Croque Madame

Senate es uno de los restaurantes más populares de Cincinnati, y aunque algunos restaurantes relegan el hot dog al menú infantil, aquí están al frente y al centro, en ocho variedades exageradas (incluida una que cambia a diario). Sus perros personalizados son hechos por carniceros Avril-Bleh justo al final de la calle, y revisan 800 de ellos semanalmente. El verdadero espectáculo es el perro Croque Madame: un perro untado con bechamel, cubierto con jamón de la Selva Negra y un huevo escalfado, en un bollo brioche tostado. Es desayuno, almuerzo y cena, todo en uno.

26) Boston Super Dog, Roxbury, Mass .: Cargado

Boston Super Dog, también conocido como Boston Speed ​​Dog, es un pequeño camión que acampa en Newmarket Square, un lugar apartado de Boston, durante cuatro días a la semana, así como en un par de otros lugares de la ciudad. Los enlaces kosher de 8 pulgadas y media libra son suministrados por Pearl, una empresa local, y obtienen un adobo en sidra de manzana y azúcar morena antes de asarlos sobre carbón y colocarlos en un panecillo tostado. Pídelo "cargado" y podrás probar todos los ingredientes: cebollas, mostaza, salsa picante, salsa barbacoa y condimentos, todos caseros.

25) Gene y Jude's, Chicago

Un viaje a Wrigley Field en 1945 de Gene Mormino y sus amigos se convirtió en la inspiración para una institución de Chicago, una que muchas personas afirman que sirve el mejor perrito caliente en una ciudad conocida por los grandes. "Mientras estaban en el juego, el grupo pidió algunos perros calientes y bebidas", señala el sitio web de Gene y Jude. "Al mirar la comida que tenía en las manos, sintió que faltaba algo. Las ruedas empezaron a girar y cuando llegó a casa el experimento había comenzado. Se le ocurrió una idea tan buena que la usó para abrir un pequeño puesto en 1946 en Polk y Western Avenue, que sirven hot dogs y papas fritas junto con algunos otros elementos del menú ". Mormino supuestamente perdió el puesto original en un juego de cartas, pero abrió otro en 1950 en River Grove, donde está dirigido por su hijo Joe. Los hot dogs son un desastre: cubiertos y enrollados con papas fritas a veces sorprendentemente suaves, pero esa introducción de sabor salado y variación de textura los hace más matizados que muchos otros perros de Chicago. Y sus horas de 10:30 a.m. a 1 a.m., cuando muchos otros restaurantes icónicos de Chicago están cerrados, los convierte en un salvador de perros calientes los domingos.

24) Crif Dogs, Nueva York: Buenos días

Desde que abrió en St. Marks Place en 2001, Crif Dogs ha sido el abanderado de perritos calientes únicos y emocionantes en Nueva York, ahora con una segunda ubicación en Brooklyn. Ninguna oferta resume mejor su enfoque de "fregadero de cocina" para el hot dog que Good Morning, que transforma un hot dog en uno de los excelentes sándwiches de desayuno: comienza con un hot dog envuelto en tocino y frito (la afirmación de Crif de fama), y agrega una rebanada de queso americano derretido y un huevo frito. Y el desayuno nunca volvió a ser el mismo.

23) Blue Ash Chili, Cincinnati: Coney de queso

Hay un par de cosas que necesitará saber si planea visitar uno de los omnipresentes "salones de chile" de Cincinnati. Uno, el chile es de estilo griego, rico en comino, canela y chocolate, pero único de las otras variaciones regionales. Dos, va muy bien con salchichas (y espaguetis), con cebollas picadas y un montón de queso rallado. Tres, hay un método para ordenar: "Tres formas" viene con chile y queso, "cuatro formas" agrega frijoles o cebollas, "cinco formas" agrega frijoles y cebollas, y en algunos lugares "seis maneras" agrega ajo o jalapeños. . Los perros Coney de Skyline Chili's son una excelente introducción al estilo, pero los lugareños confían en Blue Ash, una institución desde 1969. Opte por el Cheese Coney: un frank de tamaño mediano cubierto con chile, mostaza, cebollas y una montura gigante de Queso cheddar.

22) Superdawg, Chicago: Superdawg

Rematado por lo que debe considerarse uno de los mejores carteles de Estados Unidos, un perrito caliente que muestra sus músculos ante una salchicha guiñando un ojo, Superdawg ha sido una institución en Milwaukee Avenue frente a Caldwell Woods desde que Maurie Berman lo abrió en 1948. soldado americano diseñó el edificio e ideó su propia receta secreta y instaló un autocine en lo que entonces era el final de la línea de tranvías donde planeaba vender sándwiches Superdawg de $ 0.32 a "familias que nadan y adolescentes en crucero" durante unos meses durante el verano para ayudarlo a terminar la escuela en Northwestern. En 1950, Maurie aprobó el examen CPA, pero él y su esposa Flaurie decidieron seguir operando Superdawg y abrir todo el año. El autocine, de propiedad familiar, todavía sirve perros de carne pura de calidad superior, "la creación más hermosa y jugosa de hot dog de carne pura (sin cerdo, sin ternera, sin cereales, sin relleno) formalmente vestida con todos los adornos: mostaza dorada, piccalilli picante, pepinillo encurtido kosher, cebollas españolas picadas y un pimiento picante memorable ".

21) Tommy's, Elizabeth, Nueva Jersey: Hot Dog italiano

Yelp / Dan H

El tradicional hot dog italiano de Nueva Jersey es notoriamente difícil de perfeccionar, pero en el modesto orden en la ventana, lo han convertido en una ciencia. Comienza con un frank sin piel frito de las inimitables Best Provisions, metido en un cuarto de pan ligero y crujiente hecho con masa de pizza. Luego vienen las cebollas y los pimientos cocidos a fuego lento, y luego lo más destacado: rodajas de papa fritas y de corte fino que no son abrumadoramente crujientes, pero tampoco empapadas. Sorprendentemente, no es grasoso en absoluto; simplemente un hot dog italiano perfectamente equilibrado, uno que te alegrará haber descubierto.

20) Skeenies, Charleston, WV: Todo

Si está buscando un verdadero hot dog al estilo de Virginia Occidental, no busque más allá de Skeenies, que sirve lo que muy bien podría ser una variación perfecta. Un bollo al vapor que contiene un frank delgado, cubierto con chile, ensalada cremosa blanca como la nieve y mostaza amarilla es el estilo clásico de Virginia Occidental, pero pida el suyo con "todo" en Skeenies, y también obtendrá cebollas picadas y salsa de tomate. Pregúntele a cualquier expatriado de Virginia Occidental qué es lo que añora su hogar, e inevitablemente aparecerán Skeenies.

19) Murphy's Red Hots, Chicago, Ill: Chicago Dog

Murphy's es especial. En el lado norte de Chicago, a pocas cuadras de Wrigley Field, en la esquina de North Racine y West Belmont en la planta baja de una casa con paredes de vinilo gris, Murphy's es un lugar de retroceso. Es lo que el vicepresidente senior de Vienna Beef y autor de Nunca pongas salsa de tomate en un hot dog Bob Schwartz dice que recuerda "otra época en la que se instalaron pequeñas tiendas en la planta baja o en la parte trasera de los restaurantes o tiendas" y los propietarios vivían cerca, como Schwartz señaló que hace el propietario de Murphy, Bill Murphy. Una diferencia aquí es el panecillo francés fresco y crujiente en el que Murphy sirve a los perros. El asado al carbón es más prominente que en la mayoría de los lugares de perritos calientes más notables de Chicago, y ese perro carbonizado dividido agrega mucha textura y sabor al ícono de Chicago. Un perro asado a la parrilla con todas las fijaciones de Chicago es más complejo e interesante que la mayoría de los otros perros que encontrará, pero si siente la necesidad de ir en grande, Murphy's ofrece dos excelentes opciones. Está el rojo picante asado a la parrilla (en Japón, donde Murphy's ha hecho un cameo, se llama el "Big Murphy"), y el "Screamin 'to be Eaten Polish", la salchicha polaca asada a la parrilla de ⅓ libras de Murphy.

18) El Guero Canelo, Tucson, Ariz .: Sonoran Dog

El siguiente en nuestra lista es un hot dog que es completamente diferente a cualquier otro en el país: el Sonoran Dog, un brillante ejemplo de cooperación internacional. John T. Edge trajo este hot dog al centro de atención por primera vez en 2009, y aunque ha existido durante más de 40 años, el sonorense está pasando un buen momento bajo el sol. Así es como funciona: un hot dog se envuelve en tocino (un buen lugar para comenzar), se cocina a la plancha hasta que esté crujiente, se rellena en un panecillo con la parte superior dividida que es diferente a cualquier otro en el país y se cubre con cualquiera de los condimentos que generalmente incluyen frijoles, tomates cortados en cubitos, mostaza, salsa de tomate y mayonesa. Hay puestos por todo Tucson que venden sonorenses, pero el ejemplo más brillante se vende en el humilde y desordenado El Guero Canelo, que comenzó como un pequeño carrito dirigido por Daniel y Blanca Contreras en 1993 y ahora tiene un área de asientos semi-al aire libre. , una gran variedad de ingredientes y un ambiente jovial siempre presente.

17) Ted's, Buffalo, NY: con salsa picante

Ted's, con 8 ubicaciones en el área de Buffalo y una más en Arizona, lleva salchichas asadas al carbón desde 1927 y las sirve junto con excelentes batidos y aros de cebolla perfectos, regado con Loganberry helado. Los perros cocinados a pedido (disponibles de tamaño regular, de un pie de largo o de carne gigante) obtienen un buen carbón del carbón, y te lo perderás si no lo cubres con el famoso chile picante de Ted. salsa, traída de Grecia por el fundador Ted Liaros. Es dulce y picante, y afortunadamente también lo venden por botella.

16) Ben’s Chili Bowl, Washington, D.C .: La mitad del humo

Es posible que algunos habitantes de Washington lo escuchen, pero junto con el Jumbo Slice, como lo son los bagels y la pizza en Nueva York, la mitad del humo es una de las comidas más emblemáticas del Capitolio. Las fotos de celebridades (y presidenciales) en la pared son claros indicios de Ben's Chili Bowl 's estado de referencia de la ciudad, pero las líneas continuas en la puerta son evidencia de que los perros con queso y chile del restaurante son algunos de los mejores del país. Pero los que saben no solo piden "perros", obtienen los medio ahumados, una salchicha ahumada mitad cerdo, mitad ternera, que es una especialidad nativa de DC supuestamente inventada por Ben Ali, el propietario original, cuyos hijos tomaron sobre el restaurante después de su muerte. A medida que el vecindario U Street Corridor / Shaw a su alrededor se ha aburguesado y se ha puesto de moda, es un bastión de más de 50 años de DC, donde los estudiantes universitarios, los veteranos y las celebridades son bienvenidos siempre que lo sean. dispuesto a hacer cola como todos los demás, aunque el presidente come gratis.

15) Flo's, Cape Neddick, Maine: Hot Dog con mayonesa, sal de apio, condimento

Flo’s Hot Dogs en Cape Neddick, Maine, es un establecimiento operado y de propiedad familiar que ha estado en el negocio desde 1959. Se especializan en hot dogs al vapor que solo necesitan una pizca de sal de apio, condimento y mayonesa. El condimento es famoso, aunque la receta es secreta, y se vende por separado en frascos tanto en el lugar como en línea. El clásico mixto está abierto todo el año, a excepción de los miércoles, pero solo funciona de 11 a.m. a 3 p.m. Consejo profesional: el ketchup no está disponible, así que no lo pida. Los perritos calientes tienen una tripa natural picante, y el gusto secreto es picante y dulce a la vez. Sepa lo que quiere pedir para cuando llegue al frente de la fila y busque un lugar en el mostrador de seis asientos en el interior, pero si está lleno (como suele estar), no se preocupe, las mesas de picnic están siempre fuera.

14) Círculo de Wiener, Chicago: Double Chardog

Si no está demasiado intimidado para ordenar (el ambiente infame, ejem, grosero puede volverse un poco ruidoso por la noche cuando los empleados y los clientes borrachos comparten púas), la mudanza es un doble chardog con todo. El tradicional hot dog de Chicago está bastante representado en este ícono de Lincoln Park con una excepción. Un hot dog Vienna Beef en un panecillo de semillas de amapola tiene todos los ingredientes icónicos de Chicago (cebollas crudas, condimento verde neón, pepinillo en vinagre, rodajas de tomate y sal de apio). ¿La salida de la versión purista? Wiener's Circle asa a la parrilla a sus perros en lugar de cocinarlos al vapor. Un carbón doble es simplemente dos perros ennegrecidos debajo de todas esas verduras en un bollo.

13) J. S. Pulliam Barbecue, Winston-Salem, N.C .: Perro de ensalada de chile

Bueno es llamado un lugar de barbacoa, pero lo que la mayoría de la gente parece entusiasmar aquí no es la señal, son los perros, y cualquier lugar que pueda anunciar "Hot Dogs Since 1910" tiene que estar haciendo algo bien. Estas salchichas son de un temible color rojo oscuro, bien condimentadas y llenas de jugos. Los bollos se untan con mantequilla y se tuestan, lo que agrega un buen nivel de textura y sabor. Agregue chile y repollo (y mostaza y cebollas, si lo desea "hasta el final") y obtendrá lo que Reader's Digest alguna vez llamó "los mejores perros calientes del sur". Hacerlos De Verdad bueno, agregue una dosis de salsa BBQ extremadamente picante de Big Ed.

12) Super Duper Weenie, Fairfield, Connecticut: Nueva Inglaterra

Lo que comenzó como un humilde camión de perritos calientes ahora es una institución en toda regla en Fairfield, con una buena razón: estos son unos perritos calientes increíblemente deliciosos. El propietario Gary Zemola hace todo el chile y los condimentos desde cero, y se colocan encima de un hot dog que se parte antes de que llegue a la plancha, lo que permite la máxima exposición de la parte superior plana. Los perros siguen el modelo de las interpretaciones de Zemola de los estilos regionales, incluidos el de Chicago, el californiano y el neoyorquino, pero lo más destacado es el de Nueva Inglaterra, una oda al clásico perro regional cubierto con chucrut, tocino, mostaza, condimento dulce y cebolla cruda. Su Por supuesto super-duper.

11) Byron’s Hot Dog Haus, Chicago, Ill: Chicago Dog

Yelp / Eleazer C

Las personas que dicen que "más grande no siempre es mejor" a menudo intentan que alguien se sienta mejor. En el caso de Byron's, una pequeña tienda con un pequeño mostrador en el interior donde es posible que tenga que esperar solo para entrar, más grande significa más sabor de carne jugosa, más ingredientes clásicos de Chicago, más ingredientes y más desorden, todo genial. cosas. Byron's ha existido desde 1975, una creación de Byron Kouris, el famoso restaurador de Chicago detrás de Lunch Pail y la institución Art-Deco Zephyr's. Ya no hay tantos Byron's, pero vale la pena buscar una de las dos ubicaciones restantes para enfrentarse a Dogzilla, un hot dog con tripa natural de 1/2 libra que se sirve con los aderezos tradicionales de Chicago, junto con (si lo desea) pepinos, pimientos verdes y lechuga (no, no es un truco). Este es un perro que no querrás dejar una vez que lo levantes, ese bollo al vapor comienza a desmoronarse, solo cómelo hasta que hayas terminado. A menudo, en Chicago, el perro doble es el camino a seguir: todas esas coberturas adicionales necesitan la jugosidad extra salada, carnosa de un segundo perro. Dogzilla resuelve ese problema con esa belleza de 1/2 libra. Diggity caliente.

10) Lafayette Coney Island, Detroit: Coney

One of the culinary world’s greatest rivalries is between two neighboring Downtown Detroit hot dog stands, Lafayette Coney Island and American Coney Island (#31). While the battle over which hot dog tastes better is on par with the fight between Pat’s and Gino’s cheesesteaks in Philadelphia, most locals will tell you that it’s Lafayette all the way, for several reasons. The hot dog has a juicy, salty, smoky snap, the Coney sauce is spot-on, and the fries are crispy, but it’s the experience that puts it over the top in our book: While American is shiny and a little charmless, Lafayette is a divey, weathered, eccentric sort of place that hasn’t been renovated in many years, but the charm is palpable, especially in the staff, who’ll most likely bring you your order in less than 30 seconds. In short: the perfect hot dog stand.

9) Pink’s, Los Angeles: Three Dog Night

Is there anything about Pink’s that hasn’t been said? Hard to imagine. Even detractors define themselves by it. But you won’t find many of those — just check out the line at this family-owned hot dog stand that has been around since 1939. At our last count, owner Richard Pink said he sold 35 varieties of hot dogs and toppings and sells on average about 2,000 hot dogs a day. Credit much of Pink’s success to its chili — it once led then New York Times restaurant critic Ruth Reichl to go dumpster-diving to figure out the recipe (true story). And while he wouldn’t divulge its ingredients, in an interview with The Daily Meal Pink did note "that it needs to be relatively smooth, but still have enough texture to make it stand up to hot dogs and hamburgers." For all the bacon, sour cream, guacamole, pastrami, and nacho cheese topped hot dogs, The Three Dog Night is the move. This "dog" (shouldn’t it really be called a meal?) features three hot dogs wrapped in a giant tortilla with three slices of cheese, three slices of bacon, chili, and onions. It’s a top-seller that was born the Laker Three-Peat Dog, was then renamed after Matrix Reloaded, and after the movie had its run, finally settled into a permanent homage to the '70s rock band.

8) Bark Hot Dogs, Brooklyn, N.Y.: Bacon Cheddar Dog

Whereas some hot dog sellers are secretive about the origins of their product, the folks behind Bark, located in Brooklyn’s Park Slope neighborhood (with a second location opening in Greenwich Village in August), are more than happy to let you know where they source their hot dogs (and all the rest of their ingredients, right down to the cabbage used in the sauerkraut), because the ingredients are of such a high quality and they put so much work into crafting everything. Upstate New York’s Hartmann’s Old World Sausage worked with them to create a stellar hot dog, which gets a basting of lard butter as it’s browning on the flat top before being placed into a grilled, buttered split-top bun from Pepperidge Farm. Toppings stay fairly traditional, but one of our favorite guilty pleasures is their bacon Cheddar dog, which tops the dog with a sprinkling of diced Nueske’s bacon, a house-made Cheddar sauce, and diced pickled onions. All condiments are made in-house, except for the ketchup, mustard, and mayo. "Some things are just American classics," they explain on their menu.

7) Dew Drop Inn, Mobile, Ala.: Dew Drop Dog

If you’re from Mobile, Ala., you know about the comfortable, wood-paneled Dew Drop Inn. Not only is it one of the city’s oldest restaurants, having opened in 1924, it boasts a loyal clientele of regulars who don’t even need a menu and consider the waitstaff old friends. There’s a surprisingly expansive Southern-tinged menu with a handful of hidden gems (like the oyster loaf, a smaller-size oyster po’boy), but their hot dog, supposedly the first to reach this neck of the woods way back when, is a true standout. The bright red steamed dogs are stuffed into a squishy bun and topped with coarse-ground chili, sauerkraut, ketchup, mustard, and a bread-and-butter pickle. You can also order them "upside-down," with the dog sitting atop the condiments, but any way you slice it this is a very solid hot dog.

As a side note, their cheeseburgers are quite good as well; Jimmy Buffett grew up nearby and wrote a song about them.

6) Olneyville N.Y. System, North Providence, R.I.: NY System Dog

Olneyville N.Y. System, with three locations in Providence, North Providence, and Cranston, R.I., claims to serve "Rhode Island’s Best Hot Wieners," and while that will always remain a point of contention, they’re certainly the most legendary. The New York System dog is a regional specialty: small franks (in this case, from Little Rhody) are steamed, placed atop a steamed bun, and topped with a cumin-heavy meat sauce, yellow mustard, diced onions, and celery salt. You’re going to want to order a few of these, because they’re small and addictive (see how many of them the counterman can balance on his arm). The "wiener sauce" is so popular that people have been requesting the recipe for years; you can purchase a packet of seasoning online and make it yourself at home.

5) Schaller’s Drive-In, Rochester, N.Y.: Meat Sauce, Mustard, Onions

Yelp/ Pete A

A Rochester, N.Y., institution, folks come for the nostalgia and stay for the timeless fries, hamburgers, and hot dogs. It opened in 1956, so that distinct Happy Days atmosphere is in fact purely authentic. Located right on the water, Schaller’s specialty is the upstate hot dog variety known as White Hots, fat natural-casing dogs made from pork, beef, and veal, made by Zweigle’s. Top it with some of their meat-based "hot sauce," mustard, and onions, grab a handful of pickles, and you’re in summer vacation heaven. Two other locations have since opened, but the lakeside location is the one to visit.

4) Hot Doug’s, Chicago: Foie Gras and Sauternes Duck Sausage

Arthur Bovino

When Hot Doug’s first opened at its original location in Roscoe Village in 2001 (it moved to its current spot in 2004 after a fire), there were people who doubted its owner Doug Sohn’s vision of a menu limited to hot dogs and sausages — even Sohn’s own family. "My brother told me, 'Don’t you think you’ll tengo to sell hamburgers?'" Sohn related in an interview, adding, "I have it on very good authority that the people at Vienna gave me a few months. They came in and they were like, 'Well, this isn’t gonna last.'" Now? Along with Doughnut Vault, Hot Doug’s is probably Chicago’s most famous line for food, and the entire city let out a collective audible gasp when word spread earlier this month that it would be closing its doors for good in October.

While its main menu is delicious, its items can be replicated elsewhere. The specials’ flavors and ingredients, however, differentiate Hot Doug’s. The normal menu ranges in price from $2 to $4 per order and the special sausages are $6 to $10. It is the type of place where you extend yourself monetarily and calorically because you don’t know when the next time will be that you will be able to carve out hours for lunch on a weekday or Saturday to soak up the experience. The signature order here of course, is the foie gras and sauternes duck sausage with truffle aioli, which garnered quite a bit of press in 2006 following the banning of foie in Chicago. Defying the ban pushed by chef Charlie Trotter and Alderman Joe Moore, Sohn named the dog after Moore, was fined, but was ultimately victorious when the ban was repealed in 2008. It’s a brilliant pairing — the snap of the dog against the creaminess of the foie — a visionary move celebrated by gout-defying offal lovers everywhere. While we’ll miss Hot Doug’s, we’re sure that wherever Sohn ends up next, Chicagoans will be lining up behind him.

3) Rutt’s Hut, Clifton, N.J.: The Ripper with Relish

Even if Rutt’s Hut, located in blue-collar Clifton, N.J., served their trademark Ripper, a pork-and-beef Thumann’s link that’s deep-fried in beef fat until it rips apart, out of the back of a minivan, it would still be one of the country’s most delicious hot dogs. The fact that this roadside shack has not only a counter to end all counters amid its stand-up dining room, but also an adjoining tap room where you can drink cheap beer and chat with old-timers and fellow pilgrims, propels Rutt’s Hut to legendary status. Whether you order an "In-And-Outer," (just a quick dunk in the oil), a Ripper, a well-done "Weller," or the crunchy, porky, almost-overcooked "Cremator," make sure you get it "all the way," topped with mustard and a spicy, sweet, onion- and cabbage-based relish.

2) Katz’s Deli, New York City: Mustard and Sauerkraut

Arthur Bovino

Katz’s Deli, on New York’s Lower East Side, is a New York institution. Their corned beef and pastrami, made on-premises and sliced to order, are legendary, and the simple act of taking your ticket, standing in line, bantering with the counterman while placing your order, and finding a table has become as New York an exercise as, well, eating a hot dog with a smear of mustard and a little sauerkraut. And it just so happens that the hot dogs here are muy good. Made especially for the restaurant by Sabrett, these garlicky, natural-casing, jumbo-size all-beef dogs spend such a long time on the flat-top grill that the outside gets a nice char and snaps when you bite into it. A smear of mustard is all that’s needed, but a little sauerkraut or stewed onions certainly won’t hurt.

1) Fat Johnnie’s Famous Red Hots, Chicago: Mighty Dog

Arthur Bovino

The number one hot dog spot on this list is admittedly a bit of a sleeper, one that some Chicagoans might even do a double-take at. It’s a small, ramshackle, white-paneled hut that’s just a bit taller and just a bit wider than a canoe, on an industrial stretch of Western Avenue, a 20-minute drive from The Loop. You order through a tiny window in wonderment at how someone can fit inside the shack, after looking over a menu that includes amazing named items like the "Mother-in-Law" (a tamale on a bun with chili), a "Father-in-Law" (tamale on a bun with chili and cheese), and a tamale sundae (a tamale in a bowl of chili). If you’re noticing the tamale trend here, you might see where this is going. As every Chicago hot dog lover knows, hot dogs and tamales go hand in hand at many of the city’s storied spots (though they’re frequently not the mejor thing on the menu). Not so at Fat Johnnie’s Famous Red Hots where John Pawlikowski serves the Mighty Dog — a hot dog and tamale on a bun with chili and cheese. Sounds like a monster, right? You’re right to be scared, it’s a mess. You want tomato, sport peppers, relish, and pickles on that? You bet you do. Soft steamed bun, moist tamale, fresh snap of the dog, chili, cheese, and a slice of cucumber sliced on the bias — it’s one of the best hot dogs you’ll ever have. Johnnie is celebrating 41 years this month. Go wash down a Mighty Dog with a Suicide (cola, fruit punch, grape soda, lemonade, orange, root beer, 7-UP, and strawberry soda) to celebrate.


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Gallery: The Search for America's Best Hot Dog: The West

Cream cheese is perhaps most closely associated with bagels, cheesecake, and crab rangoon, but if you're eating a late-night hot dog in Seattle (and wiener culture in the Emerald City only seems to start up after sunset), you'll find the stuff slathered generously on soft, pillowy outsize rolls, along with a fistful of grilled onions. Monster Dogs, our favorite in Seattle, grills your choice of beef hotlink, beef Polish sausage, or veggie dog, offering an array of condiments for embellishment. Try the cream cheese dog plain first, but we think barbecue sauce and hot mustard make for a perfect sweet-and-hot combo.

Localización: Multiple locations in Seattle 206-769-5266 seattlemonsterdogs.com


Ver el vídeo: American Street Food - The BEST HOT DOGS in New York City! Nathans Famous Brooklyn NYC (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Radford

    Estas equivocado. estoy seguro Lo sugiero para discutir. Escríbeme por PM, hablamos.

  2. Lisle

    En mi opinión se equivoca. Puedo defender la posición. Escríbeme por PM, nos comunicamos.

  3. Sifiye

    Es solo un mensaje sonoro)



Escribe un mensaje