Recetas de cócteles, licores y bares locales

Maneras fáciles de dejar de desperdiciar alimentos y comenzar a ahorrar dinero

Maneras fáciles de dejar de desperdiciar alimentos y comenzar a ahorrar dinero

Según el informe del Consejo de Defensa de los Recursos Nacionales (NRDC) de 2012, "Desperdicio: cómo Estados Unidos está perdiendo hasta el 40 por ciento de sus alimentos de la granja a la mesa y al vertedero", la familia promedio de cuatro en los Estados Unidos arroja entre $ 1300 y $ 2200 valor de los alimentos cada año - eso es un asombroso 25 por ciento de todos los alimentos y bebidas que compramos. Aún más revelador es el hecho de que el 40 por ciento de todos los alimentos comestibles en este país no se comen. No hace falta decir que es demasiado. Si redujimos el desperdicio de alimentos incluso en un 15 por ciento, dice la investigación de NRDC, tendríamos suficiente para mantener bien alimentados a 25 millones de estadounidenses cada año. Y según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, si guardáramos todos los alimentos desechados por los minoristas y los consumidores en los países más desarrollados del mundo, tendríamos más que suficiente para alimentar a los 870 millones de personas que padecen hambre en el planeta.

Es más, nuestro sistema alimentario actual también desperdicia una enorme cantidad de nuestros preciosos recursos naturales. Convertir lo que se cultiva en las granjas en alimentos que van a la boca, o botes de basura, consume el 10 por ciento del presupuesto total de energía de los EE. UU., Requiere el 50 por ciento de la tierra de los EE. UU. Y se traga el 80 por ciento de toda el agua dulce que se consume en los Estados Unidos.

Como explica el informe NRDC, los alimentos representan el componente más grande de los desechos sólidos municipales que llegan a los vertederos. El New York Times estima que aproximadamente 32 millones de toneladas métricas de desperdicio de alimentos terminan en los vertederos. ¿Y el costo de ese trámite para los gobiernos municipales? $ 1.5 mil millones por año. Dado que esos comestibles enterrados se convierten en metano, un gas de efecto invernadero que es 25 veces más poderoso en términos de calentamiento global que el dióxido de carbono, según el NRDC, todos deberíamos pensar más en cómo podemos dejar de desperdiciar tanta comida.

Entonces, ¿qué puedes hacer para ayudar? Nuestra lista de pasos sencillos para reducir el desperdicio es un excelente lugar para comenzar.

Y luego está Glad. Desde ClingWrap, que se sella fácilmente y es seguro en el microondas, hasta contenedores GladWare reutilizables sin BPA y resistentes bolsas con cremallera, Glad quiere ser parte de la solución, es decir, la solución de almacenamiento. Glad ofrece todo tipo de recipientes, envoltorios y bolsas que mantienen los alimentos frescos por más tiempo al sellar el aire que causa la descomposición. Lo que significa menos verduras con moho en el cajón para verduras, menos metano para la atmósfera y más dinero en el bolsillo.

En glad.com, encontrará todo tipo de consejos inteligentes sobre cómo envolver, embolsar y congelar sus alimentos, incluida una serie de consejos de protección para todo, desde aves de corral hasta piña. También encontrará detalles sobre la campaña #SaveItSunday de Glad. Únase al movimiento comprometiéndose a envolver, embolsar o almacenar adecuadamente sus alimentos el día que los compre. Usted y el planeta se alegrarán de haberlo hecho.


10 formas de reducir el desperdicio de alimentos (y ahorrar dinero)

Los australianos desechan alimentos comestibles por valor de $ 8 mil millones (hasta el 20 por ciento de nuestros comestibles) cada año, a menudo porque compramos demasiado o no estamos seguros de qué hacer con las sobras. Pruebe estas formas sencillas de reducir el desperdicio de alimentos de su hogar, incluidos los consejos prácticos de OzHarvest Chef for a Cause Travis Harvey, y también ahorrará tiempo y dinero.

1. Lleva una lista de compras

Parece una obviedad, pero planificar las comidas con anticipación es la forma más fácil de evitar comprar artículos que no necesita y que no usará. Eche un vistazo a su refrigerador y despensa antes de salir de casa y escriba una lista de compras para no terminar con tres repollos en el cajón para verduras. ¿El mejor consejo para evitar compras impulsivas? ¡No vayas de compras con el estómago vacío!

2. Compre menos alimentos con más frecuencia

Si puede, intente reponer productos frescos y otros productos perecederos cada pocos días en lugar de comprar el valor de una semana con la esperanza de que lo use todo. Las frutas y verduras estarán más frescas y no tendrá la tentación de preparar porciones enormes que luego se tirarán a la basura. Elija la calidad (fresca, orgánica, de comercio justo, sin procesar) sobre la cantidad y sus comidas serán más sabrosas.

3. Cocine solo lo que necesite

Una forma eficaz de reducir el desperdicio de alimentos (y la cintura) es reducir el tamaño de las porciones, así que cocine solo lo que se requiera en lugar de verter suficiente pasta para alimentar a un ejército. Espere 15 minutos para ver si todavía tiene hambre antes de regresar a la cocina; es posible que se sorprenda de lo lleno que se siente.

4. Almacene mejor los alimentos

El almacenamiento correcto puede agregar días, semanas e incluso meses a su comida. Asegúrese de que los productos secos se almacenen en recipientes herméticos para evitar la humedad y los gorgojos, congele las sobras y recuerde que no todas las frutas y verduras deben almacenarse en el refrigerador, a veces hará que se vayan más rápido. “Las hierbas durarán semanas si pones una toalla de papel húmeda y las envuelves antes de guardarlas en un recipiente sellado”, dice Travis. “La espinaca y la lechuga siempre deben almacenarse en una bolsa o recipiente, y las hojas marchitas deben retirarse antes del almacenamiento”.

5. Comprenda las fechas de vencimiento

Saber qué se entiende por "consumir antes" y "consumir antes de" podría significar la diferencia entre vaciar el contenido de su refrigerador para hacer una cena deliciosa y tirar un refrigerador lleno de comida perfectamente comestible. Compruebe si la comida se ve, huele y sabe bien (si es así, por lo general está bien para comer) y rote los ingredientes más antiguos hacia el frente para que no se olvide.


Ahorre dinero trabajando con otros

Hoxton / Tom Merton / Getty Images

Una forma de ahorrar dinero en alimentos es colaborar con otros para reducir su factura de alimentos. Puede establecer un intercambio de alimentos en el que intercambie noches para cocinar con amigos. Esta programación le brinda la oportunidad de socializar, además de que ahorrará dinero, ya que es más barato comprar y cocinar una comida para una multitud más grande cada semana que cocinar varias comidas más pequeñas para usted.

Otra opción es comprar artículos a granel a través de una cooperativa de alimentos local, un mercado de agricultores o una gran tienda. Vale la pena señalar: algunos mercados de agricultores tienen una sección donde venden al por mayor a los restaurantes, pero hay que realizar compras mínimas más grandes. Además, las cooperativas a menudo requieren membresía. Pero participar en grupo en cualquiera de estos también puede ahorrarle dinero.


Planifique su menú

Dan Dalton / Caiaimage / Getty Images

La planificación es el paso más importante si está tratando de dejar de comer fuera de casa. Si no sabe qué va a cenar esa noche, la tentación es mucho mayor de simplemente detenerse en un restaurante de camino a casa. La planificación del menú también reduce la cantidad de veces que necesita ir a una tienda de comestibles durante la semana, lo que le permite ahorrar dinero en la tienda de comestibles y le da más tiempo para preparar la comida.

Planifique su menú para el mes y divídalo por semana para su lista de compras. Puede repetir su menú cada mes con una planificación mínima, pero asegúrese de haber trabajado en la variedad suficiente para evitar aburrirse con las comidas. Si planifica con cuidado, puede planear usar ingredientes similares en diferentes comidas cada semana, ahorrando aún más dinero.

Otra opción es utilizar un servicio de planificación de menús. Hay varias opciones disponibles en línea a precios razonables. También puede ahorrar aún más dinero al hacer cupones y planificar sus comidas en función de las ofertas que encuentre.


Los minoristas le envían correos electrónicos y catálogos todo el tiempo. Quieren que los abras para que te hipnoticen sus últimas ofertas. ¡No los abras! Anule la suscripción a estos correos electrónicos (generalmente hay un enlace para darse de baja en la parte inferior del correo electrónico). Llame a los minoristas que le envían catálogos y pídales que eliminen su nombre de sus listas de correo. De esta manera, puede disipar la tentación de consultar las últimas ofertas (¡ahorrándole el dinero que tanto le costó ganar!).

Sus tarjetas de crédito pueden ser su peor enemigo cuando se esfuerza por ahorrar dinero. Por lo tanto, colóquelos en un lugar que no esté disponible para usted. Una caja fuerte es un buen lugar para comenzar: la tarjeta de crédito no será fácilmente accesible y se necesita tiempo para ingresar la combinación. Las cajas fuertes no son la única forma de dejar de gastar con su tarjeta de crédito. Puede probar cualquier cosa que lo ralentice cuando quiera sacar la tarjeta.

Hay medidas más drásticas que puede tomar (especialmente, si no tiene una caja fuerte). Intente envolver sus tarjetas en plástico y enterrarlas en el patio trasero. O puedes congelarlos. Simplemente coloque la tarjeta en un recipiente con agua y péguela en la caja de hielo. (Coloque una moneda encima de la tarjeta para evitar que flote.) La próxima vez que necesite usar su tarjeta de crédito, tendrá que descongelarla o desenterrarla y, de hecho, será un elemento disuasorio muy eficaz.


Elija las herramientas adecuadas

Si está ahorrando para metas a corto plazo, considere usar estas cuentas de depósito aseguradas por la FDIC:

  • Cuenta de ahorros, que bloquea su dinero durante un período de tiempo fijo a una tasa que suele ser más alta que las cuentas de ahorro.

Para objetivos a largo plazo, considere:

  • Cuentas de jubilación individuales (IRA) aseguradas por la FDIC, que son cuentas de ahorro eficientes en cuanto a impuestos
  • Valores, como acciones o fondos mutuos. Estos productos de inversión están disponibles a través de cuentas de inversión con un corredor de bolsa. Recuerde que los valores no están asegurados por la FDIC, no son depósitos u otras obligaciones de un banco y no están garantizados por un banco. Están sujetos a riesgos de inversión, incluida la posible pérdida de su capital.

Propina: No es necesario que elija una sola cuenta. Mire detenidamente todas sus opciones y considere aspectos como el saldo mínimo, las tarifas y las tasas de interés para que pueda elegir la combinación que lo ayudará a ahorrar mejor para sus objetivos.


64 maneras increíblemente fáciles de ahorrar dinero en la casa

Hay personas que siempre dirán & # 8220there & # 8217s simplemente no hay dinero para ahorrar & # 8221 (¡lo sé porque yo solía ser una de esas personas!). Afortunadamente, hay MUCHAS formas de recuperar algo de dinero en efectivo en los bolsillos haciendo algunas cosas simples en la casa. ¡Todos sabemos que no hay mejor momento que ahora para comenzar a ahorrar más dinero!

He compilado una lista enorme para ti, y me encantaría saber qué usted hacer para ahorrar dinero en la casa. ¡Avísame en los comentarios y dime si me perdí algo! Siempre me encanta escuchar lo que todos ustedes hacen para ahorrar porque a todos siempre se les ocurren formas inteligentes de ahorrar dinero que simplemente me dejan boquiabierto.

64 formas de ahorrar dinero en la casa ...

1. Mantenga una lista de compras activa

Uno de los mayores desperdicios de dinero es en la tienda de comestibles. ¿Con qué frecuencia compras cosas que crees que mayo necesitas, y no cosas que realmente hacer ¿necesitar? Mantenga una lista de compras magnética en el refrigerador y cuando se quede sin algo, anótelo. Aaron y yo comenzamos a usar una aplicación gratuita llamada Wunderlist y recientemente hicimos una lista de compras compartida que podemos actualizar y sincroniza las listas juntas, de modo que si alguno de nosotros está fuera, podemos pasar por la tienda de comestibles y no preocuparnos de que nosotros y # 8217 faltan algo que necesitamos. Además, en lugar de comprar un poquito todos los días, haga el uso más eficiente de su tiempo (¡y de la gasolina!) Yendo al supermercado una vez a la semana.

2.Hacer recetas compatibles con la despensa

Cuando conozca las últimas recetas que aparecen en Pinterest, busque activamente las que ya tengan todos los ingredientes en su despensa. Incluso hay sitios web que le permiten ingresar lo que tiene y ofrecer recetas para lo que puede hacer, como Recipe Puppy. Ve a buscar a Boo Boo, a buscar. Buen perro.

La gente se queja del costo de comer alimentos orgánicos. La verdad es que si compra lotes semanales de frutas y verduras frescas y omite todas las cosas costosas y procesadas, terminará con grandes ahorros en la tienda de comestibles y aprenderá a comer de manera más saludable en general. (Asegúrese de consultar: La guía definitiva para comer alimentos orgánicos con un presupuesto ajustado para obtener consejos sobre este tema).

Rompe la adicción a los refrescos, tés y otras bebidas apegándose al agua. Obtenga un agua plástica sin BPA de Craigslist para que pueda eliminar el costo continuo de comprar agua embotellada. (Ack. Eso & # 8217s TAL ¡Un desperdicio de dinero!)

5. Organice reuniones compartidas

No se pierda el tiempo de calificación con amigos. Invítelos a su casa, pero solicite una reunión estilo comida en la que todos traigan algo para compartir para reducir sus costos de organización de la reunión. (Asegúrese de echar un vistazo a: 56 cosas que hacer en lugar de gastar dinero para obtener muchas más ideas sobre cómo ahorrar dinero con amigos).

6. Cocine a granel, omita el Drive-Thru

Luego, el plan de comidas designa un día de la semana, como un domingo por la tarde (o mejor aún, una noche de lunes a viernes para evitar las multitudes de la tienda de comestibles), para cocinar un montón de cosas. Coloque algunos platos en el refrigerador para recalentarlos fácilmente para la cena y congele algunos otros platos para más adelante en la semana. Las cazuelas y otras recetas simples se congelan bien y se recalientan en poco tiempo para que pueda evitar el gasto de la comida rápida. (Una publicación sobre la planificación de comidas que le puede gustar: ¡Planifiquemos algunas comidas!)

7. Suscríbase al Sunday's Paper

Si se suscribe al periódico, considere cancelar y lea las noticias locales en línea. Sin embargo, mantenga una suscripción a la edición dominical del periódico o regístrese para recibir los cupones y los folletos de ventas. ¿O mejor? Pregúntele a un amigo que se suscribe al periódico si puede recibir los cupones, si no los va a usar.

8.Prepara bocadillos, no los compres

El costo de un refrigerio o postre preenvasado puede ser mucho más caro que si lo preparas en casa. Puede hacer una bandeja completa de brownies por menos de $ 3, pero puede pagar $ 2.50 o más por un brownie preenvasado en una cafetería.

9. Abandone sus malos hábitos

Si guarda cigarrillos en la casa, cerveza en el refrigerador y licor en el gabinete, es posible que desee considerar hacer algunos cambios en su estilo de vida. Estos malos hábitos no solo le están costando dinero ahora, sino que eventualmente podrían afectar su billetera cuando se trata de su salud. (Publicación relevante relacionada: Tus hábitos te están haciendo quebrar).

10. Pida prestado lo que rara vez necesita

Olvídese de comprar los nuevos electrodomésticos para hacer batidos o un pollo asado. Si tiene una receta especial que requiere un dispositivo de este tipo, busque un vecino o amigo que tenga uno que pueda pedir prestado. (Esto también se aplica al equipo para el césped, las herramientas y otras cosas muy caras que solo puede usar una vez en una luna azul).

Es cierto que no todas las cosas genéricas saben igual cuando se trata de alimentos preparados. Pero hay tanto dinero que se puede ahorrar comprando la marca de la tienda en productos básicos de despensa, medicamentos, cereales para el desayuno y más. Mi regla: siempre opta por lo genérico a menos que tengas una buena razón para no hacerlo.

Alrededor de la casa, en general:

12. Lavado en temperaturas frías

La parte más costosa de lavar la ropa sucia es calentar toda el agua de lavado. La mayoría de la ropa estará bien en agua fría. Ni siquiera necesita gastar más en el detergente & # 8220special & # 8221 recomendado para lavados en frío. Ahorro dinero lavando siempre solo en FRÍO, y dado que los colores no sangran con el agua fría, no clasifico la ropa en diferentes cargas según el color, por lo que este método también ahorra tiempo. (Pruebe este bricolaje súper fácil: Cómo hacer detergente líquido para ropa por menos de 5 ¢ por carga)

Si tiene el espacio en su casa o patio, idee un sistema para colgar la mayor parte de su ropa para que se seque. No solo ahorrará en el costo de la electricidad, su ropa también durará más que si se secara rutinariamente con calor directo. Tenemos un poco de espacio donde hemos montado un pequeño tendedero retráctil y es muy agradable tenerlo disponible. Lo conseguimos por unos pocos dólares, y ha sido sorprendentemente duradero. He notado que los hoteles a veces tienen tendederos retráctiles sobre las barras de la ducha, así que considere esa ubicación si tiene poco espacio.

14. Elimina la electricidad fantasma

Es una molestia, lo sé, pero desconecte los aparatos electrónicos y electrodomésticos no utilizados para evitar el uso innecesario de electricidad en exceso. Solo conecte cosas cuando necesite usarlas.

15. Vuelva a los conceptos básicos de limpieza

Si bien hay muchos productos en el mercado supuestamente hechos para limpiar cualquier cosa, ciertamente pueden costarle un paquete. En realidad, los suministros de limpieza básicos de antaño funcionan con la misma eficacia ahora que cuando los usaba su bisabuela. El vinagre y el bicarbonato de sodio son solo dos productos económicos pero muy efectivos para usar en toda la casa para limpiar y desinfectar. Pruebe estas recetas: Limpieza ecológica barata.

A todos les gusta que su hogar huela bien. Las velas y los aerosoles para habitaciones pueden resultar muy costosos, especialmente si tiene que comprarlos varias veces al mes. Nuevamente, los artículos básicos como el bicarbonato de sodio pueden reducir los olores en alfombras y telas. Una olla pequeña de canela y vainilla hirviendo a fuego lento en la estufa puede hacer que la casa sea atractiva para los visitantes.

17. Aprenda el mantenimiento básico de la casa

Una casa se vive mucho en su interior a lo largo de un año. Es importante saber cómo mantenerlo adecuadamente por su cuenta, como limpiar filtros, volver a calafatear bañeras y las otras tareas en su hogar que necesitan cuidado anual.

18. Alquile una limpiadora a vapor

Las alfombras pueden ensuciarse con el tráfico peatonal, los niños y las mascotas. Alquile un limpiador a vapor de calidad en el supermercado o en la ferretería. Cada pocos meses, limpia con vapor las alfombras de las habitaciones más utilizadas para restaurarlas y devolverles la vida en lugar de reemplazarlas.

Coser es una habilidad ancestral que todo el mundo debería aprender a un nivel básico. En lugar de tirar las cosas que se han roto, incluida la ropa, los abrigos, las cortinas y otros artículos del hogar, unos simples puntos pueden repararlos para continuar usándolos.

20. Reparar cosas pequeñas lo antes posible

Cuando note que algo en su casa está comenzando a romperse o desgastarse, no demore las reparaciones. Una simple fuga en el grifo del baño puede convertirse en un importante proyecto de reparación que agota su cuenta bancaria. Lo mismo ocurre con su automóvil.

21. Busque una decoración económica

Ser ahorrativo y consciente del dinero en efectivo no significa que deba vivir en una casa aburrida y sin decoración. Hay muchas oportunidades para que usted obtenga artículos atractivos y de calidad sin gastar una fortuna. Visite subastas de bienes raíces, ventas de garaje y tiendas de consignación para encontrar tesoros que otras personas han abandonado o dejado atrás O intercambie artículos de decoración del hogar con amigos.

22. Hazlo tú mismo solo dentro de tus límites

Hacer las reparaciones y la construcción del hogar por su cuenta es una excelente manera de ahorrar dinero en costos de mano de obra, pero solo debe hacer las cosas que sabe hacer. Si comete errores importantes de construcción o reparación, puede terminar costándole más de lo que puede pagar. 8 proyectos caseros por los que debe pagarle a alguien.

Si tiene amigos y familiares útiles que puedan hacer el trabajo que necesita dentro y alrededor de la casa, sugiera un sistema de trueque. Puede usar sus habilidades (limpieza, cuidado de niños) para beneficiarlos de alguna manera mientras confía en su experiencia como personal de mantenimiento, sin que el dinero cambie de manos.

24. Haga un barrido de la casa para organizar sus cosas

Si bien las presiones del tiempo generalmente evitan que esto suceda de manera regular, asegúrese de programar un fin de semana al año para hacer un barrido limpio de la casa. En primavera u otoño, una limpieza a fondo le permitirá identificar áreas potencialmente problemáticas que necesitan reparación y probablemente producirá muchas cosas que compró una y otra vez porque no pudo encontrarlas en primer lugar. Tenga el objetivo de hacer un lugar para todo para que pueda encontrarlo fácilmente y gastar menos en compras repetidas. Elimina el desorden definitivo probando The Minimalist Challenge.

25. Reutilice lo que tiene

Nuestras casas pueden volverse aburridas con el tiempo, así que si siente la necesidad de un cambio, intente reorganizar los muebles. Utilice los elementos que ya tiene de una manera nueva. Saque cosas del almacenamiento que no ha visto en un tiempo para traer cambios sutiles al interior general de su hogar.

Deje de dejar que su dinero se vaya por la ventana todos los días. Debe inspeccionar las ventanas y las puertas en busca de fugas de aire. Tapar las corrientes de aire le ayudará a ahorrar dinero en costos de calefacción y aire acondicionado.

27. Invierta en mantas calientes

Durante los meses fríos, los costos de calefacción pueden dispararse simplemente tratando de mantener caliente a la familia. Invierta en algunos calentadores portátiles y mantas calientes para las noches en las que todos estén juntos en un área y bajen la calefacción en otras partes de la casa. (Nota: no duerma con los calefactores portátiles encendidos ni los deje desatendidos. ¡Pueden provocar incendios!)

Con tantos aparatos electrónicos en nuestros hogares, es posible que esté gastando más de lo que cree en baterías. Invierta en un juego de baterías recargables de calidad en lugar de comprar constantemente nuevas.

29. Reducir el tamaño de los coleccionables

Cuando limpie su casa a gran escala, tome nota de los artículos específicos que ha estado recolectando a lo largo de los años. Algunos pueden ser valiosos personalmente, mientras que otros pueden ser valiosos económicamente. Quizás sea un buen momento para vender o subastar una colección que ya no está activa. Si gasta mucho dinero en efectivo en un año complementando varios objetos de colección, considere esas prioridades frente a sus otras metas financieras. Relacionado: Cómo ganar dinero vendiendo tu basura.

30. Cobra por reciclar

Hay lugares en todo el país que le pagan en efectivo por reciclar diferentes tipos de artículos. Puede recuperar dinero y deshacerse del desorden al mismo tiempo sin gastos adicionales de transporte al vertedero.

31. Paisaje con plantas trasplantadas

Para refrescar el exterior de su hogar, no gaste una fortuna en la guardería local. En su lugar, pida a sus familiares y amigos recortes de sus plantas. Muchas plantas y bulbos perennes se pueden dividir y compartir fácilmente. Transplante los que más le gusten a su propio jardín.

32. Limpiar el garaje (¡y deshacerse de la unidad de almacenamiento!)

Además de reducir el desorden en su hogar, su garaje limpio también puede ahorrarle dinero al proteger una de sus inversiones más grandes: su vehículo. Es probable que los vehículos guardados en el garaje no sean robados y estarán protegidos de los elementos de la naturaleza que pueden acortar su vida útil y causar daños al exterior. (Ver: Limpieza de la unidad de almacenamiento para ahorrar dinero)

Si bien técnicamente no es parte de la casa, un vehículo completamente cargado costará más en dinero para la gasolina y restará dinero en efectivo a otras necesidades del hogar. Retire las cosas innecesarias en su asiento trasero y baúl mientras limpia su garaje.

34. Mantenga un armario "para pasar"

Designe un espacio en su hogar (sótano, armario, cubículo) donde coloque los artículos que pueda reutilizar. Esto incluye artículos que recibes pero que no puedes usar y que podrían ser un buen regalo en el futuro o ropa que planeas entregar a tus hermanos menores. Siempre que sea necesario, tendrá un lugar al que acudir sin gastar dinero ni preocuparse de que el artículo se pierda.

35. Considere una estancia catiónica

Una estancia-catión es cuando se toma un tiempo libre del trabajo como lo haría durante las vacaciones, pero en realidad no se va a ningún lado lejos de casa. Tome un descanso de una semana y pase los primeros días reorganizando toda su casa, usando las ideas de esta publicación. Luego, disfrute de usted y su familia los próximos días de tiempo de calidad divirtiéndose y relajándose. Una vez que sus casas físicas y financieras estén en orden, realmente podrán disfrutar del tiempo que pasan juntos.

Alrededor de la casa, facturas y gastos:

36. Reducir los gastos no utilizados

Si está pagando por cosas que ni siquiera usa, tómese el tiempo para averiguar cuáles son esas cosas y cancelarlas. Esto incluye membresías a gimnasios, suscripciones a revistas y renovaciones automáticas de cuentas en línea.

37. Utilice el servicio de pago de facturas en línea

Los bancos ofrecen pago de facturas en línea en el que se paga a sus acreedores en la fecha que usted designe cada mes sin que usted tenga que hacer nada después de la configuración inicial. Evite los recargos por mora y otras multas automatizando sus pagos, pero POR FAVOR, todavía tiene que controlar lo que le están cobrando para que no le estafen si le facturan incorrectamente.

38. Revise el correo todos los días

La gente tiende a dejar a un lado el correo diario y pasar por una gran pila de una sola vez. Esta práctica hará que sea fácil perder facturas sin períodos de gracia e incurrir en cargos adicionales. También puede perderse la correspondencia que requiera su respuesta oportuna para evitar cargos adicionales.

39. Manténgase concentrado en su tarea con un calendario de tareas pendientes

Para evitar perder las fechas de vencimiento y los avisos de renovación, mantenga un calendario regular solo para su vida financiera. Un vistazo rápido y sabrá qué esperar y cómo planificar su presupuesto para todo el mes.

40. Cobrar el cambio de repuesto (y billetes de $ 5)

Coloque frascos de recolección de cambio de repuesto en diferentes lugares de la casa donde es probable que llegue el cambio, incluidos el baño, el lavadero, los dormitorios y la cocina. Siga guardando todos los cambios que encuentre con un objetivo en mente, como vacaciones, fondo para días de lluvia u otro plan de ahorro. ¿Aun mejor? Pruebe el Plan de ahorro de $ 5 dólares que encontré recientemente en Pinterest. Aquí & # 8217s cómo funciona: ¡Simplemente reserve cada billete de $ 5 que tenga & # 8217 en su poder para ver rápidamente (y sin dolor) cómo aumentan sus ahorros!

41. Fijar los precios del aceite de calefacción cuando estén bajos

Si depende del petróleo para calentar su hogar en el invierno, consulte con su compañía petrolera para conocer los detalles sobre cómo fijar tarifas bajas pagando por adelantado el petróleo estacionalmente. No tendrá que preocuparse por el aumento de los precios cuando bajan las temperaturas y puede obtener un descuento si paga en efectivo.

42. Pague una hipoteca doble en diciembre

Si puede hacerlo, puede realizar un pago hipotecario adicional en diciembre para aprovechar la deducción de impuestos sobre los intereses del año. Puede ahorrar un par de cientos de dólares si planifica con anticipación este doble pago.

43. Pague el seguro de automóvil anualmente en su totalidad

Las compañías de seguros de automóviles a menudo ofrecen descuentos por pagar un total de seis meses o un año por la cobertura del seguro en lugar de pagar mes a mes.

44. Coordinar recompensas de devolución de efectivo

Si tiene una tarjeta de crédito que ofrece recompensas de devolución de efectivo, aproveche esto para recuperar la mayor cantidad de efectivo que pueda. Para cada compra realizada con la tarjeta, coloque la misma cantidad de efectivo en un sobre para estar seguro de que puede depositar la cantidad total del saldo de la tarjeta de crédito en el banco al final del ciclo de facturación. (Nota: NO OBTENGA & # 8211 NI UTILICE & # 8211 UNA TARJETA DE CRÉDITO, NINGUNA TARJETA DE CRÉDITO, SI ESTÁ EN DEUDA).

Al igual que con los pagos de facturas automatizados, puede automatizar su plan de ahorro. Haga que su departamento de nómina deposite la mayor parte de su cheque de pago en una cuenta bancaria principal y asigne un porcentaje para ir directamente a una cuenta de ahorros que nunca toque. Esto hace que sea más probable que siga ahorrando. Ni siquiera se perderá el porcentaje desviado a otros lugares.

46. ​​Realice compras comparativas una vez al año

Si se siente complacido con los servicios por los que paga, es posible que se dé cuenta de que está pagando mucho más de lo que debería. Una vez al año, observe detenidamente las cuentas que tiene abiertas y asegúrese de que sigan alineadas con sus objetivos financieros. ¿Las comisiones bancarias son demasiado altas? Encuentra uno nuevo. ¿Hipoteca demasiado alta? Considere la posibilidad de refinanciar.

47. Quejarse de los costos

Cuando tenga una buena idea de lo que está pagando en servicios, llame a la línea de servicio al cliente para averiguar qué se puede hacer para reducir los costos. Muchos proveedores de servicios intentarán mantener su negocio reduciendo su factura sin reducir los servicios. Lo peor que puede pasar es que te digan que no y te llevarás tu negocio a otra parte.

Cada vez que vea un producto & # 8220As Seen on TV & # 8221, su instinto debería decirle que mire para otro lado. No invierta su dinero en productos de moda que hacen promesas que suenan demasiado buenas para ser verdad.

49. Evite la última tecnología, por ahora

Si bien la publicidad sobre la última computadora o teléfono puede ser embriagadora, mantenga más dinero en su billetera practicando la paciencia. Espere varios meses a que los precios bajen a un nivel asequible antes de invertir en la última tecnología que, de todos modos, es probable que quede obsoleta dentro de unos meses.

50. Conviértete en un aficionado al consignador

Las tiendas de consignación tienden a ofrecer mercadería de mayor calidad que una tienda de segunda mano típica. Puede obtener equipo de marca con las etiquetas aún puestas por una fracción del costo minorista. Lo mismo ocurre con muebles, libros, artículos para el hogar y similares. Para ahorrar en costos de compra, lleve sus propias cosas para consignar una vez que haya ordenado su propio espacio vital.

51. Compre a lo grande por la calidad, no por el costo

Cuando llegue el momento de hacer una compra importante, opte por la calidad antes que por el precio. Es importante leer reseñas e investigar los productos en los que tendrá que gastar dinero, como refrigeradores, estufas, cortadoras de césped y muebles. Es posible que pague un poco más por adelantado, pero podría ahorrarse un montón de basura al no tener que hacer reparaciones costosas o reemplazar el electrodoméstico por completo en unos pocos años.

52. Lea la letra pequeña, toda

Sé que es doloroso, pero debes leer la letra pequeña antes de firmar un contrato y aceptar cualquier cosa. Al perderse esta información difícil de leer, es posible que esté aceptando pagar los costos o comprometerse con algo que creará una dificultad financiera.

Ahorrar en las cosas de los niños en la casa:

53. Intercambio de mamá por cosas de niños

Si es padre de un niño pequeño, sabe que los niños se aburren de lo mismo. En lugar de ceder a las demandas de & # 8220 ¡cómprame algo! & # 8221, coordina con otros padres para intercambiar juguetes, juegos, libros y más a lo largo de los años. Esto puede reducir drásticamente los costos en tan solo un año.

54. Atuendo a los niños de manera frugal

Los niños crecen rápido, así que incluye ropa en tu idea de intercambio de madres. También puede obtener ropa excelente, a menudo con nombres de marca en tiendas de consignación o de herencias de hermanos mayores y parientes.

55. Juega a Make-Believe con los niños

Olvídese de los dispositivos y la tecnología para los niños de su vida, al menos para los más pequeños. No hay mejor juguete para que juegue un niño que mamá y papá. Planifique tiempo todos los días para sentarse en el suelo y estar presente con sus hijos. Pase sus horas jugando en la tierra de la fantasía en lugar de gastar dinero en el centro comercial.

56. Sea selectivo en la recaudación de fondos para los niños

Criar a los niños puede resultar muy costoso con los hijos en edad escolar. Las recaudaciones de fondos a través de deportes, clubes y la propia escuela pueden costar una fortuna, especialmente si se siente culpable al decir que no. Si existe un método para optar por no participar en la recaudación de fondos mediante el pago de una tarifa adicional, considérelo una buena compensación.

Ahorros preventivos:

57. Programe visitas regulares al médico

Los chequeos médicos pueden ayudar a prevenir enfermedades graves, así que acuda al médico al menos una vez al año para un examen físico y los exámenes necesarios que cubre el seguro.

58. Tenga buena higiene bucal

Incluso con un seguro dental, el costo de extraer un diente o realizar un trabajo dental restaurador puede ser muy costoso. Evite las endodoncias de emergencia y otros procedimientos costosos visitando al dentista cada seis meses. Las escuelas de dentistas también necesitan pacientes de práctica (al igual que las escuelas de peluquería necesitan personas en las que trabajar), por lo que, si bien es probable que pierda más tiempo para que un estudiante de odontología realice el trabajo, ahorrará una gran cantidad de dinero.

59. Ejercicio alrededor del bloque

Regular exercise is important to avoid healthcare costs but you don’t have to spend cash on a gym to stay active. Walk around the block, through the neighborhood, at the local high school track field. (Be sure to check out: “I Lost 84 Pounds Without a Gym Membership”)

60. Get Beautiful with Friends

Taking time for yourself is important but you can do it frugally among friends. Plan a fun day of pampering with your girlfriends giving each other pedicures, facials, and manicures rather than visiting a costly salon.

61. Seek Out the Services of Students

When you are in need of more professional assistance, seek out a trade school for a professional haircut, color, or a massage. While students may be performing the service, an instructor is close by to make sure the work is done right but at a fraction of the cost at a salon or spa.

62. Get Preventative Care for Pets

Like us, our pets need annual medical checkups to make sure things are all good. If a pet should develop a health problem, early detection and intervention can lessen the medical costs in the long run. (Got a pet? Read this one when you have a sec: 17 Ways to Save Money on Pet Expenses)

63. Unplug the Boob Tube

Not likely to be a popular tip but unplugging the television has many benefits, least of all eliminating an expensive cable bill each month Without a television distracting you, you may find your productivity and creativity levels rise significantly. When you need your lounging/zone-out fix there are, in our age of the internet, a bunch of ways to still enjoy screen time. Here are a few: 12 Ways to Watch Movies Without Breaking the Law.

64. Learn to Say No…and Mean It

People often spend money they don’t have because they feel uncomfortable telling people no. If you are not in a place where you can or want to spend money, learn to say so with confidence for the good of your family. It is not financially smart to chase other people’s financial goals and try to keep up with their spending habits. What do you do in this situation when everyone else had steaks and lobster and you had a dinner roll? Out to Eat and They Want to Split the Bill Equally.

What are your favorite ways to save money around the house?


How to Reduce Food Waste + Best Zero-Waste Recipes

1. Store Food Properly

This is an essential first step to reducing food waste at home. Refrigerators have different temperatures in different spots and because of this, some places are better to store your produce than others. As well, some things are better stored outside the fridge for maximum freshness.

Storing food properly will help your food remain fresh and last longer, which means you’re not going to end up with mouldy berries or limp carrots. We cover this in detail in How to Best Store Produce, which includes instructions for common fruits and veggies and has a free downloadable storage guide.

For non-produce foods, here are some quick tips to reduce food waste:

  • Store nuts and seeds in the fridge or freezer so they don’t go rancid
  • Store omega-3 oils in the fridge to preserve freshness
  • Store nut and seed flours in the fridge
  • Keep grains and beans/legumes in clean, sealed containers
  • Place meat in the bottom drawer of the fridge, where it won’t potentially leak onto other foods
  • Freeze homemade nut milks and remove as you need them (homemade dairy-free milk can go rancid after only a couple of days)
  • Keep eggs in the main part of the refrigerator, rather than in the door

2. Organize Your Fridge and Pantry

Take stock of your fridge and culinary nutrition pantry on a regular basis so you know what you have (so you don’t purchase duplicate items), as well as what needs to be used sooner rather than later. Clean your fridge regularly, as dirt, residues and shrivelled stems can affect the freshness of new items.

Generally, after grocery shopping, we like to put the older stuff up at the front so we’ll use it first. Also, it’s helpful to store prepped items or bulk ingredients in clear containers to actually see what’s in them. If you’re hyper-organized, you could keep an inventory of what’s in your fridge, freezer and pantry to optimize your cooking and reduce food (and economic waste).

3. Shop with a Plan

How many times have you been enticed by a bright, fragrant fruit or vegetable and ended up tossing it because you could never figure out what to do with it?

One of the fundamentals we teach our students right off the bat in the Culinary Nutrition Expert Program is how to create and execute a menu plan. Designing your meals and snacks at the beginning of the week can help ensure you stick to your healthy eating goals and actually use up all the food in your fridge.

Plan your meals, make a list and take it with you to the grocery store or market. If you’d like to leave some room for what’s locally available, you can make a skeletal menu plan that allows for variation, for example ‘hummus with vegetable of choice’ or ‘salmon patties with whatever dark leafy greens look the freshest’.

4. Buy Local

Purchase food that is in season and grown close to where you live. This is going to be cheaper and you’ll end up with less waste because food will be fresher, having travelled fewer days to get to your plate. If you shop at local farmers’ markets, items are often picked the day before or even the morning of market day, which means they will last longer in your fridge if stored properly.

5. Buy What You Need

If there is a sale on tomatoes, will you be able to eat all of them before they go off? Or prep and cook them into something that can be stored and frozen for later? Bulk shopping is only cost-effective and convenient if you actually end up using everything you buy. If you find that you’re throwing out food, even if it’s a small-ish amount, you’re losing cash.

6. Assess Best Before Dates

Very few foods have a true expiry date. Most labels will have a ‘best before’ this indicates the date after which a food may lose its freshness, nutritional value, or taste. You may also see voluntary terms like:

Best before dates don’t mean that a food is safe – I’m sure we’ve all opened packages of hummus or guacamole only to find they have bits of mould. However, people tend to view these dates as gospel and toss something when it’s still fine to eat. Of course, this leads to more food waste. You can learn more about date labelling here, and begin to use your senses – sight, taste, smell, touch – to assess your foods.

7. Be Smart When Buying in Bulk

A good deal is only a good deal if you’ll end up eating what you buy. Of course, there are certain times of the year when you’ll want to take advantage of an abundance of produce (oh hi berries and tomatoes), so make a plan to ensure you can enjoy your bounty without excess waste. For example, if you’re buying 10 pounds of blueberries from a farmer at the market, decide what you will freeze as-is for smoothies, how much jam you’ll cook, what you’ll bake, etc.

8. Creatively Repurpose Leftovers

We have no problems with leftovers and will happily eat bowls of chilli or creamy pumpkin noodles for three lunches in a row. If you’re not into leftovers, think of ways you can creatively repurpose and reuse leftover food, such as creating a recipe-free dinner bowl, using leftover turkey in potpie, crumbling a burger over a salad, or shoving chilli into a taco with salsa and guac.

If you can’t repurpose, then freeze your leftovers in a labelled container for your future self to enjoy.

9. Start a Cooking Cooperative

Enjoy the benefits of healthy meals with less cooking by starting a neighbourhood cooking cooperative. When cooking, you can reduce food waste by only buying what you need to make your recipe contribution for the week, then make a plan to consume what you collect on sharing day.

10. Explore ‘Root to Stem’ and ‘Nose to Tail’ Cooking

We have a habit in North America of throwing out parts of vegetables that we could easily use for another purpose. Animal production and consumption can be even more wasteful, as we view certain parts of the animal as ‘good’ to eat while other parts are ‘gross’. Many other cultures around the world use all parts of the animal and this not only reduces food waste, but adds nutrition and flavour.

The nose to tail movement has been gaining ground for a few years, and more recently cooks are beginning to explore how they can use all parts of plant-based foods (see more ideas of how to do this below).

11. Save Almond Pulp

When whipping up batches of homemade nut or seed milk, save the pulp in the freezer. When you’ve got a full jar, make a variety of almond pulp recipes.

12. Use Broccoli Stems/Stalks

Yep, they taste like broccoli too! Save them for stock, or chop them up for soups, stews or as a side dish. If you’re blending your stalks, you don’t need to peel them. If you’re eating them chopped into chunks, you may want to peel them as the outside of the stalk can be tough and fibrous.

Recipe to Try: Vegan Broccoli Stalk Soup by Sondi Bruner (*ACN Head Program Coach)

13. Use Beet Greens, Radish Greens, Turnip Greens and Carrot Tops

Don’t toss these nutritious greens into the compost or trash! Incorporate them into your cooking instead. Since they can be bitter, you may not want to eat them raw – but they work wonderfully when cooked, or when paired with acidity, salt and a pinch of sweetness in a pesto recipe.

14. Save Scraps for Broth

Keep a large bag or container in your freezer with veggie scraps for broth. Onion and garlic ends, carrot and celery ends, vegetable peelings, mushroom stems, leftover herbs, zucchini ends – use it all! When your bag is full, put the contents into a pot, slow cooker or Instant Pot with water to make broth.

15. Use Stems of Dark Leafy Greens

After you strip the leaves off of dark leafy greens like kale, Swiss chard or collards, use the stems for cooking or juice them.

16. Zest Lemons and Limes

Citrus zest is packed with flavour, along with Vitamin C and flavonoids that have anti-cancer properties. Zest your lemons and limes and freeze the zest for later, or dehydrate it for a fantastic condiment.

Recipe to Try: Homemade Dried Lemon Zest by Jaclyn Desforges (*Culinary Nutrition Expert)

17. Freeze Herbs in Olive Oil

Sometimes you simply can’t get through a bunch of parsley. Finely chop your herbs, place them in an ice cube tray and then pour olive oil over top. This would also be great with homemade ghee!

18. Roast Squash Seeds as a Snack

After you scoop out your winter squash, rinse the seeds and either dehydrate or roast them with spices for a tasty, homemade snack.

19. Use Carcasses for Broth

Roast a chicken last night for dinner? Use the rest of it to make a rich, health-promoting broth.

20. Leave Skins on Veggies and Fruits

Many veggies and fruits don’t need to be peeled – this reduces food waste and also saves you the trouble of peeling! Don’t bother peeling your carrots, potatoes, apples, plums, delicate squash, cucumbers, etc. If you’re eating the peel, we recommend buying organic as many peels can have pesticide residues.

21. Learn to Preserve

Canning, fermenting, freezing and dehydrating are just a few of the preservation methods that can help your food last longer and reduce food waste. Our go-to experts on all things preserving are Joel MacCharles and Dana Harris, who are behind the cookbook Batch and the blog Well Preserved, which delves into preserving types in detail.

Recipe to Try: How to Make Homemade Pickles by The Academy of Culinary Nutrition

22. When All Else Fails, Compost!

If you’re unable to use food or it spoils, toss it into the compost instead of the trash if possible. Many large cities have curbside composting, but you can easily get a compost bin for your yard, balcony or even underneath your kitchen counter. That way, your unused food can go towards growing new ingredients.


Transportation Savings Tips

53. Comparison shop for auto insurance. Before renewing your existing auto insurance policy each year, check out the rates of competing companies.

54. Check multiple sites for low airfares. Want to plan your dream vacation for cheap? Don't rely on a single airline search engine to show you all inexpensive fares. Some discount carriers do not allow their flights to be listed in these third-party searches, so you need to check their websites separately.

Looking for more tips, resources, and accountability to help you along your savings journey?

Let America Saves help you reach your savings goals! It all starts when you make a commitment to yourself to save. Take the America Saves Pledge and commit to save money, reduce debt, and build wealth over time.


5. Know your moulds

If mould appears, whether we can still &lsquorescue&rsquo the food depends on what it is. The following general rules can help us know what to do.

Hard foods should be safe to consume once the mouldy part is removed along with the surrounding area. This includes hard cheeses, hard cured meats (such as salami and ham) and firm fruits and vegetables (such as cabbages bell peppers, root vegetables).

Soft foods should be thrown out once they start to mould. This includes cooked leftovers, soft cheeses, yoghurts and other dairy products, bread, jams and soft fruits and veggies (such as cucumbers, peaches, tomatoes, berries and so on). 3 This is because mould can spread in soft foods (and we might not even see it).